1.-Limpiar

La limpieza se realizará dos veces al día, por la mañana antes de la hidratante y por la noche antes del nutritivo.
Una vez a la semana aplicaremos una mascarilla alternando una limpiadora, con una hidratante.
Cada diez o quince días aplicaremos un exfoliante suave.
La piel normal necesita la limpieza ya que este es el primer gesto para su conservación y evitar los “puntos negros” ya que estos son consecuencia de la oxidación de los lípidos que en ocasiones obstruyen los poros, polvo polución y células muertas, no son más que la consecuencia de la ausencia de un limpiador. Opta por un limpiador cómodo que no te dé pereza utilizar.

Hay 18 productos.

Mostrando 1-12 de 18 artículo(s)

Filtros activos